La pesca del dorado o tigre de los ríos es una de las mas disfrutadas por los pescadores argentinos deportivos. Este incansable nadador se encuentra en el Rio de la Plata, aguas interiores del litoral y también en el rio Paraguay, Pilcomayo y Bermejo, y en los ríos salteños y tucumanos. También la zona de Rio Hondo alberga ejemplares de gran calidad.

Cuando se lo busca pescar dorado con carnada, lo ideal es hacerlo a pinda, esto es dejando derivar el anzuelo con la carnada que puede ser una colita de bagre, o un bagre vivo pinchado del lomo para que siga nadando, de esta manera tendremos un bagre herido nadando y ningún dorado que lo perciba será indiferente.

Para la pesca del dorado también la anguila o la morena son sumamente efectivas. Preferentemente siempre carnada viva pero también las rodajas de boga o sábalo son efectivas, el dorado cuando tiene hambre atacara nuestro anzuelo sin hacer mucha distinción.

En el caso de pescar haciendo spinning o baitcast, muchos son los señuelos que podemos utilizar, dependiendo de la profundidad en la que este el dorado podemos elegir el tipo de señuelo, ya sea de profundidad, paletón, media agua, subsuperficie, etc.

Su gran boca es amenazante con pequeños dientes, pero filosos distribuidos en dos filas que hacen mucha presión.  Le gusta habitar aguas con correderas y fondos de rocas, donde espera agazapado a sus presas. Que una vez atrapadas no tienen escape.